Antoni Gaudí

Hace 89 años murió uno de los arquitectos más grandes del S.XX, Antoni Gaudí. Es considerado como el máximo exponente del modernismo catalán; fue un gran conocedor de la geometría y el volumen. Era tan bueno para hacer proyecciones de sus obras que, en la mayoría de casos, en lugar de hacer planos, pasaba directamente a modelar maquetas muy detalladas.

Maqueta de la Sagrada Familia

Maqueta de la Sagrada Familia

Amante de las formas, Gaudí, inició su carrera con el estilo neogótico. Sin embargo, su pasión por estudiar la estructura óptima para una construcción lo llevó a fijar su atención en la naturaleza. El sello de este arquitecto es, sin duda, una mezcla perfecta entre el conocimiento clásico y la innovación. Cuando se habla de Antoni Gaudí, se escuchan estas palabras: paraboloide hiperbólicohiperboloide, helicoide y conoide.

Obras destacadas

Curiosidades

Gaudí, se involucraba hasta en el más mínimo detalle de sus obras. Estudió y dominó varios estilos artesanales como: cerámica, vidriería, forja de hierro, carpintería, entre otros. Además, fue el precursor de nuevas técnicas en el tratamiento de los materiales, como su famoso Trencadís, un mosaico hecho con piezas de cerámica de desecho.

A pesar de que casi todas sus obras se encuentran en Barcelona, en 1908 Antoni Gaudí recibió el encargo de hacer un rascacielos en Nueva York, el Hotel Atracción. De haberse realizado, hubiese sido el más alto de su época con 360 m de altura. Se ha propuesto varias veces construir este edificio pero no se ha encontrado un grupo de inversionistas que respalden la idea; inclusive, se lo postuló como obra para la reconstrucción de la Zona Cero de Manhattan.

Boceto de Hotel Atracción

Boceto de Hotel Atracción

No es de extrañarse que la UNESCO haya declarado varias obras de este arquitecto como Patrimonio de la Humanidad. Además, quién se puede imaginar a Barcelona sin Gaudí.