Comprar vivienda en 10 pasos

Después de mucho pensarlo, lo has decidido, vas a comprar una nueva vivienda. El universo de opciones quizá sea abrumador, sobretodo porque se trata de una decisión muy importante, pero elegir el lugar adecuado no debe convertirse en algo complicado. Si sabes lo que buscas entonces todo el proceso de compra será mucho más sencillo.

Para facilitar tu búsqueda, hemos hecho una lista con 10 consejos. Puede ser que algunos de estos pasos no apliquen a tu situación o ya pasaste por ellos pero recuerda que lo primordial es que busques un sitio que se adapte a ti y a tus necesidades.

1. Revisa tu capacidad de crédito.

Si piensas comprar tu vivienda a través de un crédito hipotecario, lo primero que debes averiguar es cuánto tienes pre aprobado. El proceso para obtener un crédito es sencillo y tu calificación, en resumen, depende de:

  • Historial de pagos: ¿Pagas tus cuentas a tiempo?
  • Monto de deuda: ¿Tienes deudas y cuánto debes? Toma en cuenta que aquí se consideran tarjetas de crédito, compras de vehículos, seguros o cualquier deuda que tengas por pagar.
  • Historial crediticio: ¿Has tenido o tienes algún crédito? Las instituciones bancarias van a revisar tu historial de créditos y como los pagaste.

No te olvides de averiguar la tasa vigente, condiciones del crédito y los métodos de amortización.

2. Tu presupuesto

Una vez que ya sabes tu capacidad de crédito, debes pensar cuanto quieres invertir. Si tienes un dinero ahorrado puedes reducir el monto del crédito o acceder a una vivienda de valor mayor. Toma en cuenta que si pagas con crédito debes calcular las cuotas del mismo, además, de los gastos legales que se cubrirán en el proceso. 

3. ¿Qué es lo que buscas?

Este es el momento en el que debes decidir en que lugar quieres vivir y cuales son tus prioridades. ¿Qué ubicación es la que más te interesa? ¿Qué es relevante para ti? Son importantes las vías de acceso, el transporte público, la cercanía a  centros comerciales, supermercados, colegios, hospitales, etc.

Hay que tener en cuenta que cada sector de la ciudad tiene su estilo de vida. Busca lo que más se adapte al tuyo. Por ejemplo, si eres un amante de los deportes al aire libre y buscas tranquilidad, un sector rodeado de naturaleza sería para ti.

4. Casa o departamento

Ventajas de departamento:

  • Hay edificios que cuentan con jardines, piscinas, gimnasio, que sirven como áreas de esparcimiento sin salir de tu hogar.
  • Cuentan con equipos como: cisternas de agua, cuartos de recolección de basura, equipos electrógenos de emergencia, sistemas contra incendios.
  • Suelen costar menos que una casa con características similares en sus acabados.
  • Existen departamentos para todo tipo de familias, desde una suite para una pareja joven hasta departamentos amplios con sala de estar.
  • Fomentan la socialización al conocer a tus vecinos, los cuales pueden dar una mano cuando se la necesita.
  • Los edificios están ubicados en zonas urbanas en donde hay servicios cerca.
  • Si hay que hacer remodelaciones de espacios exteriores, los costos se distribuyen entre los vecinos.
  • Los departamentos  suelen tener guardianía, circuitos de cámaras, conserje, mantenimientos de jardines y algunos servicios incluidos dentro del precio de la alícuota. 
  • A mayor número de departamentos, más bajo será el condominio.

Desventajas de departamento:

  • Aprende a vivir en comunidad. Considera que las decisiones se toman en conjunto como co-propietarios de un edificio.
  • Hay un costo mensual que se debe aportar para el mantenimiento de los equipos y servicios comunales.

Ventajas de casa:

  • Son muy buenas para familias más numerosas.
  • Tienes independencia en los espacios.
  • Las casas suelen tener amplias áreas verdes propias.
  • Si se hace alguna remodelación, no hay que esperar la aprobación de los vecinos para dichos trabajos.
  • Mayor privacidad.

Desventajas de casa:

  • La seguridad suele ser un inconveniente en las casas. Si te vas de vacaciones, tu vivienda suele quedar sin vigilancia.
  • Si necesitas hacer una adecuación estructural o de exteriores, debes asumir todo el costo de la remodelación.
  • Todos los servicios corren por tu cuenta.

5. El precio de venta

Muchas veces, para hacer más llamativo el precio por metro cuadrado, incluyen en los anuncios los metros de los estacionamientos o la bodegas como si fuesen de la vivienda, haciendo que el $/m2 se vea más bajo de lo que realmente es. Asegúrate de saber qué se incluye en el precio como estacionamientos, bodegas, accesorios dentro del departamento.

Por ejemplo, en nuestro proyecto STATUS, en el precio de los departamentos incluimos: lámparas LED, espejos en los baños, cortinas de vidrio templado para las duchas, cerraduras españolas, sistema de calentamiento de agua, mesones de granito, estacionamientos y bodegas. No solo ahorras en equipamiento para tu departamento, sino en tiempo de instalación y mano de obra.

6. Conoce las propiedades

A esta altura tendrás una lista de las casas o departamentos que te han gustado. Es hora de ir a visitarlos. 

Es un buen momento para hacer estas tres preguntas: ¿Con cuánto se puede a reservar la vivienda? ¿En cuánto tiempo se puede pagar la cuota inicial? ¿En qué momento entregan el inmueble?

Toma en cuenta los gastos adicionales como promesa de compraventa, pago de impuestos municipales, trámites hipotecarios y gastos notariales.

Hay constructoras, como Arregui & Montalvo, que asumen ciertos gastos legales como la promesa de compraventa (en nuestro caso).

7. El grado de confianza

Ya tienes tu elección, estás decidido a comprar. Recuerda verificar la trayectoria de la constructora o inmobiliaria antes de dar la entrada. Esta es una de las inversiones más importantes que vas a hacer así que no está de más mirar otros proyectos de ellos y si puedes obtener una referencia. Todo esto para evitar ser víctima de una estafa inmobiliaria.

8. Haz la reserva

Así de sencillo. Aparta tu vivienda e inicia todos los documentos para obtener el crédito y las escrituras.

9. Firma de escrituras

¡Es el gran día! A partir de este momento la vivienda pasa a estar a tu nombre. Recuerda verificar que todos tus datos sean los correctos, que la declaratoria de propiedad horizontal no tenga inconsistencias y pregunta en cuanto tiempo te entregan en la notaría las escrituras ya con la inscripción en el Registro de la Propiedad.

10. Múdate

Hogar dulce hogar. El día de la firma de las escrituras te deberían decir cuando te entregan tu propiedad. Muchas veces es inmediatamente después de firmar u otras unos cuantos días después. Sin embargo, has terminado el proceso de buscar casa y has comenzado el proceso de tener tu propia vivienda.

¡Felicitaciones!