Las cosas que no sabías de Tumbaco: 4 sitios a donde ir de Brunch

Tumbaco, ese valle que todo quiteño conoce por su excelente clima, guarda algunos secretos que cautivan a sus habitantes. Su ubicación estratégica  ha hecho que se le empiece a conocer como el “Quito del futuro”. Hace unos meses, atraídos por el gran cambio que está teniendo el valle,  pusimos los ojos en este lugar para empezar  la construcción de nuestro proyecto Status.

Ahora que hemos podido conocer Tumbaco, sentimos que hace parte de un forma de vida diferente. Aquí se respira libertad en las caminatas por el Ilaló, energía en los paseos por el Chaquiñan, relax en una tarde soleada desde la piscina del Status, bienestar cuando compartes en familia una buena comida en alguno de sus restaurantes. Hemos encontrado que este valle tiene muchas cosas que valen la pena conocer. Por eso,  iniciamos una serie de blogs en donde te queremos contar lo que hemos descubierto. Empecemos como deberían empezar todos los días: por un buen desayuno.

Te dejamos estos cuatro lugares para que disfrutes de los sabores de Tumbaco.

La Casa de Rafa

Este es uno de esos lugares que te encanta desde que cruzas la puerta. Podrás disfrutar de un brunch tipo buffet,  rodeado de árboles, con el sol de la mañana y una vista espectacular al valle. Además, si te gusta probar experiencias nuevas puedes  ir a almorzar en su cueva. Unos metros bajo tierra se encuentra su restaurante atendido por gente no vidente. Es decir, vas a comer completamente a oscuras.

Para llegar debes subir al Ilaló, justo al lado del colegio Pachamama. 

Senderos

Estás terminando tu caminata o cicleada por el Chaquiñán y te empieza a dar hambre; además, tu perro está con la lengua afuera y piensas: ¿A dónde puedo ir? Pues te recomendamos Senderos. Este coffee shop de ambiente muy informal te ofrece productos frescos y orgánicos… Y lo que más nos gusta, es que puedes ir con tu mascota.

Se encuentra sobre el Chaquiñán y calle Vicente Rocafuerte, a tan solo unos metros de la estación de trenes de Tumbaco.

Mu Lalá

¿Con ganas de un ambiente campestre? Este lugar te va a encantar. Un restaurante de la Slow Food  que fue concebido para pasar en familia. Vas a recordar aquellos días en los que visitaban la finca... Pero esta vez, no te va tocar poner la mesa para todos.

Para encontrarlos debes ir hacia El Arenal, en la calle Río San Pedro.

Panela

Este sitio es de los que entras sin saber mucho que podrás esperar y sales encantado. Para empezar, está en una finca que está adecuada para ser restaurante. Te recibe la dueña, Gabriela y te hace un tour por el lugar y cuando te cuenta que la mayoría de sus productos están hechos en casa es cuando piensas: aquí me quedo. Tienes un brunch tipo buffet con productos frescos y de buena calidad… Y como tip, te decimos que no puedes dejar de probar el pan de albahaca.

Los encuentras en la calle La Cerámica, unos metros antes de llegar a la Ruta Viva.

¿Cómo va ese apetito? Esperamos que estés ya armando planes para este fin de semana. Cuéntanos a cuál de estos sitios fuiste y cómo fue tu experiencia... ¡Buen provecho!