¿Por qué vivir con un animal de compañía?

Si alguna vez has tenido un animal de compañía o mascota, como prefieras llamarlo, sabes todo el amor y diversión que pueden brindar. Pero, ¿sabías que vivir con un animalito tiene ventajas para tu salud? Está demostrado que gatos y perros (sobretodo perros) además de reducir el estrés y dar compañía refuerzan el sistema inmune de las personas. Este, es sólo uno de los beneficios que existen al vivir con un animal de compañía; a continuación, te mencionamos unos más.

Los perros ayudan a bajar de peso

Según un artículo publicado en el New York Times, hay varios estudios que demuestran que la gente que tiene un perro camina una hora más a la semana que aquellos que no lo tienen. Además, las personas que tienen un perro suelen comprometerse más a un régimen de ejercicio, sobretodo si este tiene sobrepeso. Como dijo el Med. Mark Stephens:  "El amor y preocupación por un perro puede ser una poderosa motivación para hacer ejercicio." Nada mejor que quemar calorías con un fiel acompañante.

Las mascotas enseñan a los niños a tener responsabilidades

Se estima que alrededor del 30% de los niños nacen en un hogar donde hay un animal de compañía. Es decir, estos niños crecerán  bien acompañados una buena parte de su vida. Ya sea un hamster o un caballo, crecer con tu mascota significa tener aventuras, conversaciones y sentirse resguardado.

Además, para un niño no hay mejor profesor que un perro o un gato (o caballo). Tener que bañar, cepillar, pasear y llevar al veterinario a su animal de compañía les enseña a ser responsables, cuidadosos y sobretodo aprenden a compartir. 

Reducen el riesgo de enfermedades

Jugar con ellos eleva los niveles de serotonina y dopamina, químicos muy importantes para combatir la depresión, estrés o ansiedad. Una vez más, esto ocurre sobretodo con personas que viven con perros. No hay nada mejor que dar unas caricias y recibir a cambio toda la felicidad del mundo.

Asimismo, y esta es una buena noticia para los dueños de gatos, estudios demuestran que tener un felino puede reducir en un 40% las enfermedades cardiovasculares.

Ayudan a mantener una rutina y tener horarios

Uno de los consejos que siempre se dan para poder mantener a tu animal de compañía feliz, es alimentarlo en horarios fijos y respetar su rutina de ejercicios y actividades. Es por eso que, sin importar tu humor o el clima que haga, ni bien abres los ojos y ves a tu mascota, debes levantarte para prestarle la atención que necesita. Esta rutina de alimentación y cuidados te obligará a tener un horario establecido, lo que significa empezar de manera organizada, lo que a la larga te ayudará a tener control sobre tus actividades diarias.

¿Cómo vivir con tu mascota en la ciudad?

Si se trata de animales pequeños, como los gatos, el espacio no suele ser un mayor problema. Mientras los tengas vigilados para que no se escapen, todo va a estar bien. Sin embargo, para una persona dueña de un perro, el espacio suele ser un problema cuando vives en la ciudad; por esta razón, te dejamos un par de consejos que te pueden servir.

Busca departamentos que no estén muy lejos de la salida del edificio

Recuerda que tu perro necesita salir a caminar y además debe hacer sus necesidades. Si estás en un departamento en el último piso vas a tener que recorrer mucho hasta la calle; toma en cuenta el tiempo que te puedes demorar y si tu perro podrá aguantar. Mientras menor sea el recorrido, menores los riesgos de accidentes.

Trae el exterior hacia adentro

Si tienes la oportunidad de conseguir un departamento con terraza, es perfecto para decorarla con plantas y flores. Esto será un estímulo olfativo para tu perro y además los ayudará a relajarse. Además, una terraza es un lugar ideal para poner los juguetes con los que tu animal de compañía suele distraerse.

Saca a tu perro a hacer ejercicio

Si tienes un parque cerca, intenta llevarlo a jugar. En los espacios públicos tu animal de compañía no solo jugará, sino aprenderá a socializar con otros perros y personas.

Recuerda que tener una mascota trae muchas alegrías pero también responsabilidades. Si quieres compartirnos alguna experiencia, por favor, déjanos tu comentario